Extracto de “Dark Bites”: Aricles el granjero

Deberías haber estado allí, hermano. ¡Fue increíble! Ellos vinieron hacia mí como gigantes bestias montañosas, queriendo sólo mi sangre y huesos para comer, y les derrote de nuevo, sin ayuda de nadie. Cuando gané la pelea… la cosa emitio un increible grito que subió por el anfiteatro como un trueno ronco. Ahuecando las manos alrededor de su boca, Galenus demostró el sonido.

Aricles sonrió exuberante a su hermano mientras Galenus pasaba a ilustrar sus expertas habilidades con la espada con las cuales había ganado su combate hace dos días.

¿Sabes lo que realmente me impresionó, Galen?

Su hermano se congeló en medio de su golpe de espada simulada con el ceño fruncido.

¿Qué?

La ayuda con la que fertilice el abono de mi campo.

Galenus se burlaba con indignación cuando se subió a la valla e hizo una mueca.

¿Cómo puedes estar aquí? Odio la agricultura y el cuidado de los animales y los campos… Deberías venir conmigo la próxima vez y participar en los juegos. Juntos seríamos invencibles… y ganarias dinero suficiente para que el rey mismo, se viera como un mendigo.

Aricles hizo una pausa para secarse el sudor de la frente con el antebrazo antes de cortar el cordón en un nuevo lote de estiércol. A diferencia de su hermano, que iba vestido con sus mejores galas para competir, con la noble túnica de un príncipe, estaba sin camisa y con sólo un taparrabos corto marrón y unos zapatos desgastados de cuero para cubrirlos mientras trabajaba. Aun así, el sudor rodaba por su espalda y se le pegaba su pelo corto castaño rojizo a la cabeza.

No es tan malo estar aquí. Padre necesita ayuda.

¡Bah! Él tiene un montón de criados para eso. ¿Por qué trabajar nosotros como perros en el calor del verano? Nacimos para ser mejor que esto.

En desacuerdo totalmente, Aricles alzo un barril hasta el hombro para llevarlo a donde lo había dejado cubriendo las plantas.

No hay nada malo o indigno sobre el trabajo de un buen día. Deberías probarlo alguna vez.

Dice el hombre cubierto de mierda de vaca.

Aricles tiró un puñado de ella a su hermano. Aterrizó en el centro de su pecho, manchando su túnica blanca cruda.

¡Ugh! ¡Eso es asqueroso, Ari! No puedo creer que hayas hecho eso.

Riendo, Aricles comenzó a esparcirlo alrededor de las plantas que brotaban. Él nunca entendería el amor de su hermano o la necesidad de la guerra. Personalmente, odiaba los conflictos y los enfrentamientos. Él preferia crear y construir, que matar y destruir. Juegos de conquista y las batallas, no le interesaban en lo más mínimo. La única razón por la que un hombre debe coger una espada es para proteger a sus seres queridos, a no tomar deliberadamente la vida de otra persona amada.

Aún pulverizando con furia, Galenus se enfurecio.

Un día, Galenus, lo llamó Aricles— vas a aprender a amar la agricultura. ¡Te lo prometo!

Si alguna vez llega ese día, espero que Misos clave con sus lanzas mi idiota cabeza en la pared! Gritó de nuevo cuando fue a lavarse y cambiarse de ropa.

                                       

Fuente: Dark Hunter Spain

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s